Inicio Catamarca información Cae el consumo de carne pero suben los precios mas de 20%

Cae el consumo de carne pero suben los precios mas de 20%

A pesar de los anuncios de control de precio de la carne que lanzó el Gobierno Nacional la semana pasada, en Catamarca no tuvo repercusión y desde hace dos semanas que el precio del producto aumentó un 20% en relación a días antes del aislamiento social. Antes del decreto de resguardo para evitar la propagación del CODIV-19 la demanda de carne ya había bajado y ahora la demanda es menor a un 20%, pero esto no impidió una suba
desmedida que pocos logran entender. Desde la Cámara de la Carne provincial atribuyeron a la especulación de frigoríficos y carniceros, ya que no existen motivos para la suba de precio.
Mariano Andrada, presidente de la Cámara de Carne local, lamentó que existe especulación, ya que en la producción de carne no se incrementó y no encuentra motivos para las últimas subas de precio en medio de una baja demanda.

“El consumo de carne ya venía bajando mucho, la situación de la pandemia agravó las cosas, bajó el consumo y lamentablemente bajó la producción de carne. El objetivo ahora es levantar la producción y estar preparados para cuando suba el consumo. Pero el comportamiento de precios esta en alta, y no hay tantas ofertas de carne. Hay
especulación en algunos integrantes de la cadena de la carne, pero se tiene que normalizar”, explicó el empresario.
A su vez, dijo que “en algunas carnicerías el precio de la carne no es el real y debería bajar un poco”. “Nosotros, y lo digo en mi caso particular, somos productores y no hemos elevado el precio de la carne. Sin embargo desde hace semanas que viene con aumentos, el último aumento no debería haberse dado. Existen carnicerías con un 20% de aumento cuando no subió la materia prima y esto sucede porque los carniceros o los
frigoríficos quieren tratar de asegurarse, porque el escenario es volátil, porque no sabemos para donde ir o lo que pueda pasar y asegurarse el funcionamiento es la elección. Como Cámara no estamos de acuerdo para nada por la reacción de especulación”, resaltó.
En cuanto a los precios referencia y a la disparidad de precios que se observa en las carnicerías, Andrada aclaró que cada carnicería o cadena tienen un sinfín de precios y también variadas ofertas producto de la carne que comercializan. Algunos comercializan carne de vaca o novillo a un precio relativamente más bajo de aquellos que venden carne feed-loft o engorde a corral, que pueden tener un precio más elevado.
Recorrido
Actualmente por un kilo de blando se paga entre $350 y $450 según la calidad del producto, mientras la carne picada o carne de menor calidad oscila entre $350 y $400. Costeletas y asado es lo más caro del mercado y por kilo se puede pagar más de $400. Los precios aumentaron entre un 20 % y 30% en el último mes a pesar de la baja demanda.
Resolución vigente
Si bien, el Gobierno descartó una intervención fuerte en el mercado tras el aumento que se registró los últimos días en el precio de la carne, la Secretaría de Comercio Interior abrió una investigación al respecto y le ordenó a los frigoríficos informar la cotización semanal de este producto. La medida fue anunciada en la Resolución 103/2020 publicada la semana pasada en el Boletín Oficial.
La Secretaría de Comercio Interior le encomendó a la Comisión Nacional de la Defensa de la Competencia “la realización de una investigación del mercado de carne vacuna” para determinar si alguna empresa incurrió en un delito al aumentar los precios de este alimento en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el presidente Alberto Fernández.