Inicio Catamarca información Cayó banda de narco internacional integrada con policias de Catamarca

Cayó banda de narco internacional integrada con policias de Catamarca

Dos efectivos de la Policía de la Provincia fueron detenidos ayer, luego de que una
investigación federal los ubicara en la escena de una red narco internacional con
conexión en Catamarca.
Se trata de un oficial subinspector y su pareja, una cabo de policía, los cuales
pertenecerían a una organización narcocriminal que operaba desde Paraguay y que
incluía a varios provincias del norte y Buenos Aires.
La investigación se inició meses atrás y hace pocos días, el juzgado federal con
asiento en esta provincia detuvo a una mujer, la cual tenía pedido de captura de
Interpol, como supuesta líder narco.
A partir de allí, el juez federal Miguel Ángel Contreras, decidió desarticular la
organización desde su cabeza, hasta las ramificaciones que llegaban a nuestra
provincia y que involucraba a dos efectivos de la fuerza local que cumplían funciones
en una comisaría de la zona sur de la Capital.
Según informaron fuentes policiales, los allanamientos que culminaron con la
investigación se llevaron a cabo ayer a las 6 cuando efectivos de la División Drogas
Peligrosas y de la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de la
Agrupación VIII Catamarca de Gendarmería Nacional Argentina, materializaron
allanamientos simultáneos en distintas viviendas de la Ciudad Capital y de Valle
Viejo.
Tras irrumpir en domicilios ubicados en la calle Sargento H. Blas al 2.000, en calle
Ayacucho al 1.900, en el Pasaje Vélez Sarsfield al 1.800, en la esquina del Pasaje
mencionado y calle Gobernador Acuña, y en el barrio 14 de septiembre de la
localidad de San Isidro (Valle Viejo), con la colaboración de Grupos Especiales, el
personal interviniente secuestró gran cantidad de dosis de cocaína y marihuana,
listas para ser comercializadas, elementos para fraccionar la sustancia
estupefaciente, alrededor de 142 mil pesos en efectivo, 20 dólares estadounidenses,
22 teléfonos celulares de distintas marcas y modelos, varios chip de telefonía celular
de distintas empresas, una tablet, dos pistolas Bersa calibres 9 y 22 mm.
respectivamente, un revólver calibre 32 mm., un rifle aire comprimido calibre 5,5 mm.,
una pistola neumática a gas calibre 4,5 mm., 52 cartuchos de distintos calibres, cinco
motocicletas: una Motomel 200 cc., una Honda Tornado 250 cc., una moto de
competición armada con distintas motopartes, una Yamaha FZ 160 cc., y una
Yamaha Crypton 110 cc., y dos automóviles: un Peugeot 408 y un Volkswagen Fox.
Al culminar con las medidas judiciales, que se extendieron hasta pasada las 15,
quedaron en calidad de detenidas cinco personas del sexo masculino de 30, 32, 38,
39 y 41 años; entre ellos el oficial y una joven mujer de 29 años, cabo de policía.
Las pesquisas habrían indicado a los investigadores que en los lugares allanados se
comercializaría la sustancia estupefaciente al menudeo, teniendo vinculación con las
nueve personas detenidas días pasados en las provincias de Santiago del Estero y
Tucumán, sospechadas de integrar una banda dedicada a introducir droga desde
Paraguay hacia distintas provincias del país, incluida Catamarca, que luego era
fraccionada y comercializada, quedando con estos procedimientos totalmente
desarticulada la misma.
Motores adulterados
Cabe señalar que mientras se desarrollaban los allanamientos, en un taller de motos
ubicado en la calle Sargento H. Blas del barrio Malvinas Argentinas y en la vivienda
de la esquina del pasaje Vélez Sarsfield y calle Gobernador Acuña, los efectivos
encontraron varios motores de motocicletas de distintas cilindradas, que tendrían
adulteraciones en la numeración, dos cuadros de motocicletas, cuatro block de motor
con la numeración aparentemente adulterada, y herramientas varias aptas para
modificar la numeración identificatoria de los rodados, en virtud de lo cual se convocó
a personal de la División Sustracción de Automotores de la Policía de la Provincia,
quienes realizaron tareas de su especialidad.
Finalmente, en una vivienda de la calle Ayacucho al 1900, fue necesaria la tarea
específica de personal de la División Canes de la Policía de la Provincia para
controlar un perro de la raza pitbull, que los moradores tenían en el inmueble e
intentó atacar a los efectivos que ingresaban para allanar el lugar.