Inicio Ciudad Colonias de vacaciones para este verano

Colonias de vacaciones para este verano

Compartir

Llegan los calores, finalizan las clases, y las colonias de verano se convierten en una alternativa para los chicos de los distintos barrios de Capital.

A partir de la acción conjunta entre las áreas de Deporte, Educación, Salud y Social de la provincia y el municipio local, acceden a una propuesta integral, totalmente gratuita, con impacto social, donde los niños especiales también tienen su lugar.

Los destinatarios de este plan no sólo están en contacto con el agua y el sol radiante del verano, a través de la práctica de la natación, sino con un abanico de actividades deportivas y recreativas, que disfrutan a pleno.

A través de estas páginas los invitamos a conocer estos lugares de diversión, aprendizaje y contención.

 

Desde temprano, cuando el sol comienza a bañar el Valle, en distintos puntos de la ciudad capital, cientos de niños esperan ansiosos y con mucho entusiasmo el transporte que los llevará a los cinco lugares donde funcionan las colonias de verano, el espacio diseñado desde la secretaría de Deportes de la provincia, conducida por Maximiliano Brumec, en conjunto con Educación, Desarrollo Social, y la comuna capitalina, a través de las áreas de Deportes y de Salud, para que los chicos accedan a un servicio gratuito y de calidad.

Visitamos las piletas del Polideportivo Capital y del Hogar Escuela para compartir esta interesante experiencia al aire libre con contenido educativo y social.

En las instalaciones deportivas ubicadas en el amplio predio del parque Adán Quiroga fuimos recibidos por la profesora de Educación Física Nora Graciela Santillán, coordinadora del proyecto; Hugo Laureano Silva, director de Asistencia Deportiva, a quienes luego se sumó Mariano Brunello, director General de Deportes de la Ciudad, con quienes charlamos sobre el funcionamiento de las colonias.

Nora Santillán está a cargo de la coordinación desde hace tres años y afirma que “es una experiencia muy enriquecedora, porque nos satisface tener tantos niños y jóvenes contenidos, disfrutando de esta actividad tan linda, que es la natación. La idea es que pasen un buen momento, aprendan algo de natación y la parte recreativa”.

Luego detalla que “este proyecto se lo trabaja con la secretaría de Deportes de la provincia, que facilita el transporte, los productos químicos para las piletas y la coordinación; la municipalidad de la Capital, que aporta los docentes, personal de Salud y el refrigerio; Educación presta la pileta del Hogar Escuela, más cuatro combis, para realizar el transporte; y Desarrollo Social, que provee elementos para los chicos”.

“Tratamos de brindar una amplia cobertura, que los niños vengan de diferentes lugares, a través de Sepave o entidades barriales. Tenemos 5 piletas funcionando en el Polideportivo Capital, Club Sarmiento, Hogar Escuela, Polideportivo de la Policía, donde se nuclean muchos barrios del sur, como Acuña Isí, San Ramón, Valle Chico, entre otros, y Polideportivo Sur Autonomía, allí trabajamos en forma diferenciada, a la mañana con las colonias y a la tarde, de 19.00 a 20.00, la gente del sur tiene la posibilidad de ingresar a la pileta en forma libre y gratuita, también tenemos clase de aquaeróbic en forma gratuita”.

Las piletas funcionan durante enero y febrero, aunque “este año iniciamos en diciembre, largamos el 10, después de las fiestas de la Virgen, y antes del inicio de las clases se corta porque muchos chicos tienen que recuperar. A ellos les encanta, se desesperan, a las 7.30 ya están esperando el colectivo”.

Asimismo, la funcionaria destaca que “es muy importante la parte social, porque hay chicos que por primera vez vienen a la pileta, entonces les enseñamos a comportarse, cómo higienizarse, cómo cuidarse, y a la vez hacemos hincapié en el compañerismo, en la necesidad de hacer actividad física, la forma de trabajo es bastante ordenada con los profesores”.

Además de la veta social, también está la prevención. “Tenemos médicos, enfermeras que revisan a los chicos, para detectar casos de pediculosis, les enseñan a cuidarse, si hay que darles medicamentos se les da”, comenta Nora.

Sobre este aspecto, Mariano Brunello, director General de Deportes de Capital, afirma que “se logró articular con Salud para brindar asistencia médica, estábamos trabajando en el ‘Uniendo barrios’ con un proyecto de evaluación de unos test, que son mínimos, pero permiten detectar algún problema de columna, visual u otro. Les damos las herramientas para que lo trabajen con los padres. Me parece que es importante tomarlo desde chico, porque de grande pasa a ser un gran problema y a veces irreversible”. Y agrega que desde la municipalidad “también estamos aportando los profesores, siempre colaborando con provincia y articulando las áreas, haciendo lo mejor posible esta labor”.

Por su parte, Hugo Silva comenta que “detectamos chicos con problemas de obesidad, entonces llamamos a nutricionistas, hablamos con los papás, para que a la noche coman liviano, que le cambien el menú. Hay un seguimiento, es una tarea que necesita mucho diálogo con los padres y con el niño, también con los profesores, es algo en conjunto. El fin es que el niño salga, que esté bien asistido, ése es nuestro trabajo”.

Santillán cuenta que “se está asistiendo en la parte social, si vemos chicos que no tienen malla u ojotas, nos ponemos en contacto con Desarrollo Social, que los provee”.

Aparte, “estamos trabajando con organizaciones judiciales, ya que hay familias judicializadas que vienen con sus chicos para hacer la reinserción y los acompañan a la pileta. Si los papás tienen aquaeróbic los acompañan, eso es importante, estamos trabajando bastante con esas familias y el seguimiento de esos chicos”, dice.

A la pileta del Polideportivo Capital, “de 15.30 a 18.30, concurren chicos unos 50 niños con diferentes discapacidades, como autismo, ciegos, motores y demás. Hay un total de 12 docentes, quienes realizan un trabajo personalizado donde debemos tener todos los cuidados. Es por eso que los chicos vienen con sus padres o con el asistente terapéutico y pasan una tarde muy linda con talleres y diferentes actividades. En esto realiza su apoyo Apyfadim”.

Las edades de los chicos van de los 6 a los 14 años, provenientes de diferentes barrios de Capital. Se calcula unos 2.000 por semana.

“Estamos trabajando martes y jueves con un grupo de 120 chicos, y los miércoles y viernes otros 120 chicos, la rotación es de martes a viernes. La idea es a fin de mes nuclear a todos los chicos de las colonias, incluyendo a aquellos con capacidades diferentes, en la pileta del camping municipal, con una gran actividad dentro y fuera del agua. Los vamos a llevar para que puedan vivir una linda jornada recreativa. Lo haremos a mediados de enero y, posiblemente, en febrero lo volvamos a repetir, ahí sí será el cierre”.

Los chicos en su mayoría vienen a través de organizaciones barriales, pero hay muchos que llegan en forma particular.

Sobre este aspecto nos habla Hugo Laureano Silva, director de Asistencia Deportiva, quien organiza el traslado de los niños.

“Estamos abarcando casi todos los barrios de Capital, tratamos de poner cupos para poder traerlos. Van rotando y eso lo deciden ellos, para que no sean siempre los mismos chicos”, dice, apuntando que “es difícil tener un cálculo, porque a los que vienen de los centros vecinales y Sepave se suman los particulares. Ellos vienen con los papás, son muy ordenaditos, no les podemos decir que no, porque llegan ilusionados, entusiasmados con la pileta. Muchos chicos no conocen una pileta, no tienen la posibilidad de ir a una pileta o colonia y acá vienen y disfrutan. Todo es gratis, no se les cobra nada”.

La presencia de los pequeños que vienen de manera particular obligó este año a cambiar la metodología y es destacable el rol de los padres en este engranaje.

Para Silva, “esto nos favorece, en el sentido que los padres vienen, nos acompañan y se quedan a ver a los chicos. Los centros vecinales y Sepave nos mandan tres o cuatro padres que se hacen cargo y se turnan. Los particulares facilitan el transporte, porque ellos los traen y los buscan, entonces los chicos no están esperando. Además, está la integración, que es fundamental, los papás se conocen y se dan una mano, cuando uno no puede traer al chico, el otro lo busca. Se armó un grupo muy lindo de padres y eso nos gusta”.

El director deportivo asevera que “muchos papás nos dicen que sus hijos cambiaron el comportamiento en la casa, ahora tratan de no llevarse materias para venir a la colonia, son más dóciles, y es bueno no tenerlos encerrados viendo la televisión. Acá aprenden un montón de cosas y, aparte, la profesora Nora selecciona a los chicos que tienen aptitudes y los promueve para competir en los Juegos Evita y en otras competencias. Acá juegan, se les enseña, aprenden a nadar y a integrarse”.

Santillán resalta que antes no existían colonias gratuitas tal como están concebidas hoy. “Colonias gratuitas como se maneja ahora, no había. Ahora se lo trae al chico en transporte, se le ofrece un refrigerio, el profesor gratis, y hay un seguimiento con asistentes sociales y médicos. Es un trabajo mancomunado de todos, incluso, en el Hogar Escuela con la gente Educación, hay chicos que están internos y también se los tuvo en cuenta para este tipo de actividades. El diseño y la forma mejoró muchísimo, el chico está más contenido. Todo es gratuito”.

Para Hugo Silva, “estos dos años en que realizo esta tarea es muy gratificante, porque nos tocó trabajar con chicos que no conocían las piletas, les costaba mucho integrarse. Es un trabajo en conjunto interesante y ojalá que siga así. Que los chicos se sigan sumando, acá las puertas están abiertas”.