Inicio Catamarca información El empleado del CD manifestó que fue denunciado por represalias

El empleado del CD manifestó que fue denunciado por represalias

Exámenes médicos y múltiples denuncias por maltrato infantil respaldan la decisión
de la Justicia de otorgarle la custodia de la menor de 3 años a la familia del empleado
del Concejo Deliberante denunciado por su expareja, quien lo acusó de abusar de su
propia hija.
Fuentes judiciales informaron que el protocolo de abuso practicado sobre la menor
dio negativo, mientras que también El Esquiú.com pudo acceder a informes del
ministerio de Desarrollo Social donde dan cuenta que la niña era sometida a
reiterados hechos de violencia física.
Mientras tanto, un informe psicológico practicado sobre la menor, indica que la niña
manifiesta enojo por los descuidos sufridos y no tendría deseos de volver con su
madre, “por ahora”, no se registran signos de abuso, hecho que se podría ampliar en
una segunda instancia (Cámara Gesell).
Cabe recordar que el caso salió a la luz luego de que la madre de la supuesta víctima
denunciara a su expareja por un grave hecho de abuso sexual en perjuicio de su
propia hija de apenas 3 años. Además, lo habría acusado por incontables episodios
de violencia de género.
No obstante, desde que la relación habría concluido en 2016, la pequeña sería rehén
de constantes denuncias de ambas partes, por lo que luego de investigar, la Justicia
ordenó la guarda provisoria de la menor a favor de la exsuegra de la denunciante,
informaron las mismas fuentes.
Por este hecho, según adelantaron por parte de la familia del joven acusado,
accionarán penalmente, ya que sostienen que todo se trató de una falsa denuncia,
por el hecho de haberle quitado la custodia de la pequeña, que era sometida a malos
tratos y descuido por parte de la madre.
Según el progenitor de la pequeña, quien contaba con un régimen de visita, la menor
no había sido vacunada sino hasta los dos años de vida, situación que expuso ante la
Justicia, uno de los hechos por lo que finalmente esta última decidió quitarle la
guarda a la madre.
De acuerdo a la versión del padre, el día que se llevó a cabo el procedimiento en el
que resguardaron a la menor, la madre habría dejado a la niña al cuidado de otra
menor (hermana), llegó alcoholizada y habría intentado agredir a los efectivos
policiales que acudieron para cumplir con la medida judicial. Hecho por el cual
terminó arrestada.
Según la Policía, alrededor de las 5.30 del 31 de mayo aprehendieron a una mujer de
32 años quien, mientras se llevaba a cabo una medida judicial, habría agredido
físicamente al personal policial interviniente, por lo que fue trasladada y alojada en la
Comisaría de la Mujer y el Menor, a disposición de la Fiscalía de Instrucción en turno,
desde donde se impartieron las medidas a seguir, mientras que los efectivos
radicaron la denuncia penal correspondiente en la Unidad Judicial Nº 3.
En diálogo con El Esquiú.com el padre de la pequeña expresó que toda esta
situación a la que fue sometida la nena surgió luego de que él haya decidido terminar
la relación con la madre.
Finalmente, sostuvo que ahora busca quedarse con la custodia de la niña y que la
Justicia le conceda un régimen de visitas a la madre, “eso es lo que corresponde
porque es la madre, más allá de lo que hizo y el daño que provocó”, pero
aparentemente por todas las cosas que hace, ella no está bien psicológicamente; yo
jamás le haría una cosa así a mi hija, solo quiero lo mejor para ella, por eso confío en
que la Justicia va a demostrar con pruebas que todo fue solo una mentira más de
ella”, concluyó.