Inicio Catamarca información Gustavo Saadi: el SOEM están “acostumbrados al paro y la amenaza” en...

Gustavo Saadi: el SOEM están “acostumbrados al paro y la amenaza” en vez del diálogo

Gustavo Saadi
Gustavo Saadi

El intendente de la Capital, Gustavo Saadi, se refirió al reclamo del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales y lo comparó con el diálogo que tuvo con otros gremios mientras fue ministro de Gobierno. “Una cosa es el diálogo y otra es la extorsión. El SOEM está acostumbrado al paro y las amenazas”, disparó el mandatario, quien aseguró
que las modalidades elegidas para la protesta “son un delito” y pidió que actúe la Justicia. Además, detalló que las reparaciones tras los incidentes en Higiene Urbana costaron cerca de $6 millones.
“Hay que poner orden. El SOEM estaba acostumbrado a otras cuestiones, a tomar la Planta de Tratamiento y forzar una negociación. No nos olvidemos que el año pasado hizo un paro por un mes, incluso hizo un paro hasta el día de las elecciones por un tema como el antiplus de OSEP, que ni siquiera era un debate municipal. Se acostumbraron al
paro, la amenaza y después al diálogo. Pero nosotros tenemos otra forma de trabajar”, disparó el intendente sobre las medidas de fuerza, que hoy continuarán e incluso podrían extenderse al turno tarde.
En ese sentido, dijo que en su gestión trabajan “sin imposiciones”. “Busquemos puntos de acuerdo y dialoguemos, pero sobre lo que le corresponda y no sobre lo que se le ocurre. Hay que poner un poco de razonabilidad y recordar que nadie puede cometer delito tras delito para ejercer sus derechos”, opinó el intendente.
De esta manera, Saadi cuestionó luego la modalidad de los cortes de calle y recordó que la libre circulación “es algo que depende del Gobierno de la Provincia”.
“Nosotros hicimos las denuncias que corresponden porque tomar Higiene Urbana, apedrear camiones y compañeros, e impedir la libre circulación son delitos. Para eso está la Justicia. Mi responsabilidad es brindar los servicios y se están brindando. Este tipo de acciones son un delito que escapa al municipio; hicimos las denuncias y
actuará quien deba actuar, Si no es como vivir con la ley de la selva y cada uno hace lo que quiere”, cuestionó el mandatario, que recordó que durante su paso por el Ministerio de Gobierno le tocó dialogar con todos los gremios
de la provincia.
“Siempre estuve dispuesto al diálogo, pero una cosa es el diálogo y otra la imposición y la extorsión. No estoy de acuerdo cuando primero se hace paro y después se conversa. El paro debe ser la última medida, las acciones directas pueden llegar cuando se agota el diálogo, pero aquí es al revés”, sostuvo e indicó que de todas formas las protestas sin sentido “son constantes”. “Hasta se reclamaron recategorizaciones que ya habían sido decretadas”, explicó.
En esa línea, volvió a recordar que los municipales están cobrando sus haberes en tiempo y forma, que en julio cobraron sueldo y aguinaldo en una sola cuota, y que incluso están cobrando aumento como adelanto de paritarias,
“algo que se debe haber dado en muy pocos municipios del país”.
En esa línea, agregó que mantuvo varias reuniones con el titular del SOEM, Walter Arévalo. “Él incluso ha manifestado en la última reunión que sería una irresponsabilidad tremenda convocar a un paro por un aumento de sueldo sabiendo la realidad económica que viven la provincia, el país y los municipios. Pero bueno, la verdad hay cosas que no las entiendo”, dijo el jefe comunal en declaraciones radiales.
El Intendente volvió a remarcar que en el SOEM “han llamado a paro y los empleados municipales no se adhirieron”. “Los servicios se están prestando con absoluta normalidad y quienes protestan están pidiendo que tratemos el tema de los becados y el programa Catamarca Ciudad Trabaja, cuando el gremio no tiene representación en eso”, dijo y agregó que “no hay sustento legal para que el sindicato se manifieste para tratar
temas sobre trabajadores que no representa”.
Al margen de eso, Saadi señaló que su gestión conquistó “innumerables mejoras” para los becados, ya que se “optimizaron las condiciones de trabajo y se eliminaron inequidades”. “Por ejemplo en Higiene Urbana unos cobraban más y otros menos. Los equiparamos a todos y pasaron de 7.000 a 14.000 pesos, además de incorporar seguros y un servicio de emergencia médica”, comentó.