Inicio Catamarca información Las motos secuestradas en el corralon no pueden ser subastadas

Las motos secuestradas en el corralon no pueden ser subastadas

Autoridades del municipio de la Capital aclararon sobre la subasta de motocicletas
que se encuentran en el predio desde hace varios años sin ser retiradas por sus
propietarios.
Las motos no podrán ser subastadas por no ser la comuna la propietaria de las
unidades. Esto implica la imposibilidad de realizar el procedimiento ya que si bien
permanecen en un predio municipal, no son de su propiedad.
Las consultas surgieron luego de la última subasta que se realizó la semana pasada
de vehículos, maquinarias e inmuebles del exfrigorífico municipal, que luego de que
cerrara no pueden ser reutilizados por otras áreas, debido a la especificidad de los
mismos para realizar las tareas.
Ante la imposibilidad de subastar las motocicletas, el año pasado, en una primera
etapa de reubicación, se aprobó la resolución de 1.976 motos para el decomiso y
posterior compactación; mientras que con trámites en curso había 600 motos más y
50 autos que cuentan con el aval de un procedimiento administrativo organizado y
aprobado por los juzgados de Faltas municipales.
En la oportunidad, desde Tránsito Municipal se había explicado que se trataba de
rodados demorados desde el año 2016 hacia atrás. Eran vehículos que estaban en
estado de abandono, superando el plazo para regularizar su situación y se había
notificado e informado públicamente el listado de propietarios o tenedores y no fueron
reclamados.
En la subasta de días pasados, Liz Denett, directora de Compras de la municipalidad
de la Capital, explicó a la prensa al respecto: “Es imposible rematar porque no son de
propiedad del municipio, si bien están en el corralón, pero siguen siendo propiedad
de sus dueños por más que no las retiren. En cambio las cosas que estamos
rematando ahora son de propiedad del municipio, los vehículos que no están en
condiciones de ser usados fueron dados de baja de los registros, como corresponde,
por el tema que después no anden circulando motores y partes que necesiten su baja
para poder ser transferidos”.
En relación con la subasta realizada la semana pasada, la funcionaria señaló: “La
verdad que con una gran convocatoria, hubo 52 acreditaciones entre empresas y
gente particular que vino para inscribirse. Todos los lotes se están vendiendo en un
precio muy superior a la base por lo cual esperamos que se siga con esa suerte para
el caso de los vehículos. Este remate más que nada es para hacer una especie de
limpieza de lo que sería el parque automotor ya que hay muchos vehículos que están
en desuso. Las cosas que se subastaron del frigorífico son porque se cerró, por lo
que no iban a ser reutilizados y esperamos que le sirva a alguna empresa que se
dedique a eso. Los fondos que se recaudan no tienen un destino específico”.