Inicio Catamarca información Mariano Manzi respondió las criticas de Ricardo Rodriguez

Mariano Manzi respondió las criticas de Ricardo Rodriguez

El titular de la Gerencia de Empleo, Mariano Manzi, cuestionó la reaparición del líder de la Martín Fierro, Ricardo Rodríguez, quien en un posteo en su perfil de red social de Facebook cuestionó la entrega de planes sociales por parte del Gobierno nacional.

Rodríguez había cuestionado la entrega de subsidios por parte del Ministerio de Producción y Trabajo, que quedaron suspendidas la semana pasada por decisión de la jueza federal con competencia electoral María Servini, porque podría “estar dirigido a condicionar a los electores”. Estos beneficios estaban destinados a desocupados y eran por un valor de $5.000.
En diálogo con Radio Ancasti, Manzi despegó a la Gerencia de Empleo de las críticas de Rodríguez, «los programas son ejecutados de manera transparente», dijo.
«El 80% de los programas que manejamos se ejecuta a través de los comercios y empresas. No son programas que den fondos sin una contraprestación que ya esté planteada en un convenio firmado previamente», explicó.
El funcionario dijo que en los programas que maneja la Gerencia, «los chicos beneficiados cumplen un horario y tienen un entrenamiento laboral».
«Nosotros no ejecutamos más programas con organizaciones sociales como la Martín Fierro desde hace más de un año», sostuvo.
«Los que manejamos son programas que cumplen su objetivo, que es el entrenamiento laboral para los jóvenes para que estén preparados para su futuro laboral», añadió.
Manzi recordó cómo era el manejo de la Gerencia de Empleo cuando llegó al organismo en 2016. En ese sentido, sostuvo que «existía una situación bastante particular y grave».
«Todos conocían esta situación, alguno que tuvo un plan sabía que se le pedía dinero. Estuvimos un año y un año con esa ejecución hasta que se pudo cambiar» remarcó.
Manzi destacó que la orden a nivel nacional fue que «no se puede estar dando fondos del Estado para ejecutar programas donde punteros se terminan quedando con gran parte del dinero».
«En esa estructura había un doble perjuicio. Por un lado, a la persona que se le quitaba el dinero que le correspondía y no recibía ninguna capacitación, por el otro, se hacía un mal uso de los recursos del Estado. Fue difícil cambiar esto porque es una metodología que está naturalizada desde años», cerró.