Inicio Catamarca información Nuevamente cruces y escándalo en diputados

Nuevamente cruces y escándalo en diputados

Diputada Analia Brizuela, Analia Brizuela
Diputada Analia Brizuela, Analia Brizuela

Cuando se esperaba una sesión sin mayores sobresaltos en la Cámara de Diputados, ayer el oficialismo decidió avanzar con la integración del Jury de enjuiciamiento y generó un escándalo en el recinto con legisladores del FCyS-Cambiemos que abandonaron la sesión y a los gritos cuestionaron la decisión del peronismo de proponer y aprobar a Analía Brizuela (Bloque Raúl Alfonsín) como representante de la oposición en el órgano que lleva adelante el proceso de enjuiciamiento a los magistrados judiciales y y miembros del Ministerio Público.

Diputada Analia Brizuela, Analia Brizuela
Diputada Analia Brizuela, Analia Brizuela

El Jury se integra por el presidente de la Corte de Justicia, dos abogados de la matrícula con más de diez años de ejercicio de la profesión, un senador, dos diputados, uno por la mayoría y otro por la minoría parlamentaria. Precisamente, el conflicto se generó porque ante la mora de los bloques del FCyS-Cambiemos en presentar un un candidato para ocupar el lugar de la minoría, el oficialismo avanzó con esa candidatura proponiendo a la diputada Analía Brizuela, del bloque Raúl Alfonsín.

La postura del peronismo se debe a que culpa de la falta de acuerdo de la oposición, el jurado de enjuiciamiento no puede funcionar a pleno desde hace medio año.

Luego de que Augusto Barros propusiera a Analía Brizuela, el presidente de uno de los bloques del FCyS-Cambiemos, Franciso Monti, reconoció que hubo demora pero propuso que ese lugar sea ocupado por Verónica Rodríguez Calascibetta, ya que Brizuela, si bien asumió por la alianza opositora, luego se alió al oficialismo y en las próximas elecciones incluso integra la lista de diputados por el oficialista Frente de Todos.

En medio de los planteos, la presidenta del bloque del FJPV, Cecilia Guerrero, mocionó cerrar el debate y que sea llevada a votación la propuesta de Barros. Esto desató el enojo de los diputados opositores que terminó con el retiro del recinto y gritando desaforadamente.

El legislador que se mostró más ofuscado fue Carlos Molina quien dirigiéndose al presidente del cuerpo, Fernando Jalil, sostuvo que se estaba cometiendo “barbaridad institucional” y que la sesión por este motivo era “un papelón y una vergüenza”.

Luego de que se aprobara la designación de Brizuela, la oposición anticipó que haría una presentación judicial porque se estaba violando la ley de enjuiciamiento de magistrados judiciales y miembros del Ministerio Público, ya que consideran que Brizuela no puede ser considerada una diputada de la minoría.