Inicio Ciudad Quedó secuestrada gran cantidad de mercaderia

Quedó secuestrada gran cantidad de mercaderia

Compartir

Personal de Bromatología de la municipalidad de la Capital secuestró una importante cantidad de mercadería que era trasladada en un camión sin habilitación del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Alimentaria (Senasa).

En el procedimiento se detectó una serie de irregularidades, entre las que se destacan el traslado de productos alimenticios y de limpieza en el mismo acoplado, lo que está prohibido por las normas vigentes

El camión pertenece a una empresa de la provincia de Córdoba y trasladaba la mercadería para distribuir en diferentes comercios de la ciudad Capital y el interior.

El personal de Tránsito de la comuna detuvo el camión por realizar la descarga fuera del horario permitido.

Al momento de solicitar al conductor la documentación habilitante, el encargado reconoció que no contaba con ella, por lo que se dio intervención a los inspectores del área de control de alimentos, que al verificar la infracción procedieron al secuestro de la totalidad de los productos.

Sergio Gallo, administrador de Bromatología de la municipalidad de Capital, explicó el procedimiento:

“El camión no  tenía ningún tipo de documentación y tenía los productos alimenticios con los de limpieza en un mismo acoplado, y no estaba habilitado con Senasa. Puede haber otros motivos, encima estaba descargando fuera de horario de descarga. El área de Tránsito también hizo la multa por esto”.

Consultado sobre la cantidad de mercadería, dijo que “si bien no se puede aún precisar la cantidad, era mucha e infringe normas del Código Alimentario Argentino, de la ordenanza 2304 de la Municipalidad y el Código de Faltas”.

Las actas labradas serán remitidas al Juzgado de Faltas para que éste determine si corresponde el decomiso o no de los productos y las sanciones en el caso que corresponda.

 

Se suprimió el pago del tributo, no los controles

La municipalidad de la Capital advirtió a los productores que ingresan a la Capital que, si bien se suprimió el pago del tributo de introducción de alimentos, los controles bromatológicos siguen siendo obligatorios sin excepción alguna.

En un trabajo distribuido entre el Frigorífico Municipal, Bromatología y el equipo técnico profesional que trabaja en el Mercado de Abasto, se realizan a diario controles sanitarios, de calidad e higiénicos, con métodos microbiológicos y físico-químicos.

“Luego de que se anulara la tasa de introducción, mucha gente se confunde y quiere evitar los controles, cuando no tiene nada que ver. Los controles son obligatorios, desde que el producto ingresa a la ciudad, hasta que llega a la góndola”, explicaron.