Inicio Interesante Robots, futuro, el rock como experiencia: Así fue el épico show de...

Robots, futuro, el rock como experiencia: Así fue el épico show de Muse en el Hipódromo de Palermo

A veces vas a ver un show de rock n’ roll y hay otras veces que sucede que un show de rock se transforma en un espectáculo inmersivo-sensorial,  donde la música es la orquesta que marca los tiempos de una experiencia. Porque la palabra show queda chica, experiencia.

Y porque Muse hoy nos metió en su teoría de simulación: los miles de espectadores saben que entre los robots trombonistas y el monsturo/alien hubo un viaje a ese universo ficticio que acompañaba un show de rock. Y una vez más lo hicieron: Matt Bellamy, Chris Wolstenholme y Dominic Howard la rompieron en Buenos Aires, en una noche de luna brumosa y gotas de lluvia para hacer aún más épico el final.

¿Hace falta decir que musicalmente ya es una experiencia muy recomendable? Y sino volvamos a aquel día de 2015, la anterior visita de Muse, cuando con mucha menos puesta en escena vivimos un set que para algunos puede resultar olvidable, pero no para quien vibra con cada nota de la guitarra de Bellamy, con su falsete, o las voces que tira Chris, y destacamos la voz porque con respecto a cómo toca el bajo ya esta todo clarísimo. 

No para quien fue a corear esos temazos y sumergirse en el mundo de los robots, y ahí ya había mucho drone-robot. Pero no había Simulation Theory, el disco número 8, el de las luces led y la cultura pop futurista hecha ciencia ficción. Y desde los robots trombonistas en adelante hubo solos de pad de guitarra, cyborgs ninja y mucha coreografía, luces led en los instrumentos, pantalla en los anteojos de Bellamy – que nos iba cantando la letra de las canciones -, pantalla también en la campera, viajes y más viajes y un alien supermasivo. Esto, acompañando una lista de temas perfecta, y este combo resulta en que Muse superó toda expectativa en esta quinta vez en Argentina.

Un alien en la pantalla ya nos hacía el lip-sync del sargento para la intro de Phycho, ese que en el final se apareció en persona y dejó a todos boquiabiertos por su tamaño. La pasarela fue el lugar favorito de Matt y aparecer desde abajo o contestarle al público con una nota chillona un buen pasatiempo. Las visuales no pasaron desapercibidas ni en Uprising, cuando nadie pudo quedarse quieto ni por un instante. Hubo tambores gigantes. Hubo The 2nd Law. Dominic dio a elegir entre dos viejas: Bliss (de Origin Of Simmetry, 2001) o Showbiz, del debut del mismo nombre, 1999. La ovación se inclinó por el más antiguo. Para Dig Down se acercaron los tres al final de la pasarela. Con batería, con bajo, con piano. El piano futurista se quedó y Matt lució su chaqueta galáctica. Para Mercy, el cantante se puso nuestra bandera como disfraz de fantasma en Halloween. Chris tocó la armónica y el resto fue del alien… 

Sabia decisión la de adelantar los horarios de este mini festival – Kaiser Chiefs abrió para que después toquen los teloneros nacionales, Airbag. Más puntos para DF que se anticipó al pronóstico, la lluvia torrencial de las 22 afectó al último acorde de Knights Of Cydonia… y el diluvio es anecdótico.

 

MUSE @ HIPÓDROMO DE PALERMO

Algorithm

Pressure

Psycho

Break It To Me

Uprising

Propaganda

Plug In Baby

Pray (High Valyrian)

The Dark Side

Supermassive black Hole

Thoght Contagion

Interlude

Hysteria

Showbiz

The 2nd Law: Unsustainable

Dig Down

Madness

Mercy

Time Is Running Out

Prelude

Starlight

Knights Of Cydonia

 

Fotos. Ornella Capone para Metro 95.1