Inicio Sin categoría Vélez le ganó a Atlético Panaerense y es líder

Vélez le ganó a Atlético Panaerense y es líder

Vélez ratificó su buen comienzo en la Copa Libertadores y, después de la victoria en el debut en Perú, anoche se hizo fuerte en su casa y se impuso por 2 a 0 sobre Atlético Paranaense. Con puntaje ideal en dos partidos, el conjunto de Liniers quedó como puntero del Grupo 1. El triunfo estuvo vinculado más con su generosidad en la búsqueda que con su claridad. Y especialmente con las diferencias de capacidad de ejecutar las acciones de peligro.

Buen arranque de Vélez en la Copa Libertadores, cuyo siguiente compromiso será en Bolivia, ante The Strongest, el 11 del mes próximo. Se encendió durante un rato Lucas Pratto y Vélez se asemejó un poco más al equipo que construyó Ricardo Gareca durante años y que ahora quiere continuar José Turu Flores. Le alcanzó con momentos a pleno de su Nº 12 para transformar cierta irregularidad en festejo.

Al conjunto local no le sobró mucho, y cierta irregularidad futbolística y anímica lo dejaba más desamparado, como se advirtió especialmente en el primer tiempo, que resultó presa fácil para la presión en pocos metros que le propuso el equipo brasileño.

En este escenario planteado por Paranaense, atacar se le hizo muy cuesta arriba a Vélez. En primer lugar, porque no surgía un organizador claro y los delanteros caían en gambetas aisladas y sus apariciones eran esporádicas. Ante la ausencia de generación de juego, que tampoco se saldaba por los costados con Agustín Allione y Héctor Canteros -si se proyectaba Fabián Cubero-, Pratto bajaba a buscar una pelota que no le llegaba.

A los 37 minutos, consiguió abrir el marcador Vélez, que unos instantes antes había provocado un sofocón a partir de un remate de media distancia de Pratto, tras una extraña habilitación para atrás de un Cubero sorprendido por un pase cruzado. Pero el gol llegó en una jugada sucia en la que el arquero Weverton se vio sorprendido ante un quedo de un defensor y fue Fernando Tobio el que definió alto ante la mirada de todo el fondo de Paranaense.

Pratto, el distinto

El encuentro se hizo bastante tosco, signado por el conformismo local y la impotencia de Paranaense, cuya única cuota de peligro pasaba por los contraataques del lateral Natanael. El interés de los dirigidos por el Turu Flores pasaba por colocar todo en el freezer , mientras los brasileños mostraban algunos argumentos para levantar la temperatura. El partido estaba encerrado entre la falta de virtudes y el ritmo anodino. Con un panorama tan desolador, cobraron importancia las zancadas de Pratto, que presionó sobre los defensores rivales y cada tanto creó una sensación de peligro que no se adivinaba por otras vías.